EL BRONCEADO ES LA MEJOR PROTECCIÓN. En la superficie de la piel, los pigmentos de melanina absorben una parte de la radiación solar.

BRONCEARSE NO ENVEJECE. Los tratamientos photo cellular care protegen las células de las agresiones de los radicales libres.